martes, 14 de junio de 2011

El Texto que mis profesores Richard and Shanti Duree de Kinesiología de EEUU (Oregón) me entregaron y me ayudó a tomar una ELECCIÓN CONSCIENTE EN MI VIDA PROFESIONAL.: ¡A Ellos dos mi más sincera gratitud por lo enseñado allí dónde estén!

Un camino es sólo un camino; si crees que no debes seguirlo, no tienes que seguirlo bajo ningún concepto. Para tenerlo claro, debes seguir una vida disciplinada. Sólo entonces sabrás que un camino es solo un camino y que no pasa nada, ni a tí ni a los demás, si lo dejas porque es lo que te dice tu corazón. Pero tu decisión sobre si seguir el camino o dejarlo tiene que estar libre de miedo o ambición. Te lo aviso. Observa detenidamente y con atención todos los caminos. Inténtalo tantas veces como lo creas necesario. Esta es una pregunta que sólo haría una persona mayor. Mi benefactor me habló de esto una vez cuando era jóven y mi sangre era demasiado vigorosa para entenderlo. Ahora lo entiendo perfectamente. Te lo contaré: ¿Este camino tiene corazón?.
Todos los caminos son iguales; no conducen a ningun lugar. Son caminos que te llevan a través de los cerros o a los cerros. A lo largo de mi vida, podría decir que he cruzado muchos caminos, pero no me han llevado a ninguna parte. Ahora la pregunta  de mi benefactor tiene sentido: ¿Este Camino tiene Corazón?. Si lo tiene, el camino es bueno;  si no lo tiene, no sirve para nada: Ambos caminos no conducen a ninguna parte;  no obstante, uno tiene corazón y el otro no. Un camino hace que tengas un viaje feliz; por cuanto quieras seguirlo. El otro hará que maldigas tu vida. Uno te hace fuerte y el otro débil.
Un Camino sin corazón nunca será agradable. Sin embargo, tienes que trabajar duro para conseguirlo. Por otro lado, un camino con corazón es algo fácil;  no te hace trabajar a disgusto....Antes de que te embarques en este camino, hazte la siguiente pregunta: " ¿Este Camino tiene Corazón?". Si la respuesta es negativa lo sabrás, entonces tienes que escoger otro camino.....El problema es que nadie se hace esta pregunta y cuando luego se dan cuenta de que han escogido un camino sin corazón, ésta está a punto de matarles. Asi pues, pocas personas pueden detener y dejar deliberadamente este camino.
Para mí, sólo existe el viaje a través de los caminos que tienen o pueden tener corazón. Aquí, mi único desafio es seguirlo hasta el final. Y viajo, mirando, observando, sin aliento.
(Tomado de las Enseñanzas de Don Juan por Carlos CAstañeda)

No hay comentarios: